Material

Actualizado 23 agosto 2011


Este es el equipo que normalmente llevo en mis salidas y que es lo que recomiendo,
sin contar la mochila y las prendas de abrigo, que depende lógicamente de la estación:

  • Botiquín

  • Venda elástica

  • Silbato de emergencia

  • Navaja multiusos

  • Comida y bebida para la ruta a realizar

  • Encendedor

  • GPS Garmin 60Cx, normalmente con puntos de referencia de la zona a recorrer.

  • Brújula

  • Linterna (frontal)

  • Mapa de la zona a recorrer, normalmente de Alpina

  • Arnés y cuerda, si lo precisa la ruta

  • Teléfono móvil

  • Y como no, cámara de fotos. Panasonic DMC-LX5


Es recomendable antes de realizar cualquier salida, comprobar la previsión meteorológica.
En cuanto a la ruta a realizar, debe tenerse en cuenta la dificultad que pueda entrañar, tanto de orientación como física y si no estamos seguros, es recomendable hacerse acompañar de alguien que conozca la ruta de antemano.
En cuanto al material, la mayor parte de él dura años (sin contar el
botiquín) y la elección a veces solo representa un problema de estética o de peso.
En cambio hay un elemento, para mi fundamental, que me ha dado más de un
quebradero de cabeza - o de pies-. De hecho es la parte del equipo que más desgaste sufre y que
repongo con más regularidad: EL CALZADO.

EL CALZADO


No sé si a los demás también os pasa, creer que tenemos el pie más difícil
para encontrar la bota adecuada. Hasta ahora he ido probando distinto tipo y distintas marcas. Últimamente he
probado Cabrit, Adidas, Merrel, Vasque, Salomon y las que he comprado hace pocos
meses que son Bestard.
Las más cómodas, las Adidas, pero la suela me duró media temporada. Las otras
marcas no están mal, pero no están pensadas (al menos los modelos que yo he
probado) para el tipo de terreno que solemos pisar los que, como a mi, nos gustan
las rutas alternativas, o simplemente, hacer cima. Hasta ahora me había
decantado más por la bota cómoda que por la resistente.
En esta última elección he intentado combinar, en lo posible, los dos aspectos.
La resistencia y la comodidad. Me he decantado por unas Bestard. De paso hago un
poco de patria, ya que la fábrica está aquí en Mallorca, en el pueblo de
Lloseta.
Así pues, os iré detallando mis experiencias con el distinto tipo de bota -que
es el tipo de calzado que recomiendo para esta Serra de Tramuntana-, sobre todo
de las que pueda documentar. En este caso serán las Salomon, las Bestard y la última adquisición, unas zapatillas Five Ten, modelo Savant sin membrana impermeable. De esta última adquisición no informaré hasta que no haya realizado suficientes rutas para poder opinar. De momento lo que es impresionante es el agarre.
SALOMON

Modelo: Cosmic 4D GTX
Fecha de compra: Abril 2009
Forro exterior: cordura y puntera con refuerzo de goma
Forro interior: Goretex
Suela: Salomon
Comodidad (del 1 al 10): 9
Agarre (del 1 al 10): 9
Herrajes, ajuste (del 1 al 10): 10
Impermeabilidad: 1 año aproximadamente.
Desgaste suela: mínimo
Desgaste del forro exterior: alto
Número de rutas soportadas: 30 en el 2009, 37 en el 2010 y 3 en el 2011
Conclusión: Bota ideal para senderismo por pistas y
caminos, aunque haya mucha piedra. No es aconsejable fuera de pista en zonas con rocas abrasivas. Como ya han perdido la impermeabilidad, las seguiré empleando en verano hasta agotarlas, ya que el buen agarre sigue intacto.
 









BESTARD

Modelo: Breithorn Lite 0806
Fecha de compra: Octubre 2010
Forro exterior: piel Nobuk 2,7 mm. y puntera con refuerzo de goma
Forro interior: Goretex
Suela: Vibram
Comodidad (del 1 al 10): 8
Agarre (del 1 al 10): 8,5
Herrajes, ajuste (del 1 al 10): 9,5
Impermeabilidad: Han aguantado impermeables cerca de dos años
Desgaste suela: Bajo
Desgaste del forro exterior: Medio-alto, pero las he empleado habitualmente en las salidas por terreno duro
Número de rutas soportadas: 7 en el 2010;  38 en el 2011;   22 en 2012;   33 en 2013 y 2 de momento en 2014
Conclusión: No es tan cómoda como la Salomon, pero
si es claramente más recia y aparentemente más resistente para el tipo de ruta que suelo hacer. La primera salida con estas botas fue con lluvia y me mojé el pie. Tenía dudas si me había entrado el agua a través del calcetín -por no llevar pantalón de agua
ni polainas-, o por la bota por no ser impermeable. Hice la prueba. Las sumergí en agua durante 10 horas con un peso en el interior, para que no flotaran y no entró ni una sola gota. He hecho dos rutas más pasadas por agua sin ningún problema.
Por otro lado es importante el cuidado de la bota. Bestard en su página web hace unas interesantes recomendaciones. Si quieres verlas puedes pinchar aquí.
En septiembre de 2012 le cambiaron el forro impermeable en la fábrica después de 60 excursiones y 684 km. El precio del cambio fueron 30€
Actualmente (febrero-2014) llevan soportadas 101 excursiones por terreno duro y 1.121 km.
Estoy sopesando en cambiarlas y seguramente me decantaré de nuevo por unas Bestard.

Los comentarios están cerrados.